Zopo el Amable

Cuando Zopo es amable es cariñoso y agradable con todo el mundo, y cuando es amable le gusta ayudar con otras personas. Por ejemplo, limpia los cristales de las de señora Fifla. Y saca a pasear a su perro. Este de aquí, vamos, vamos Vamos, venga, venga, vamos a dar una vuelta. Cuando Zopo es amable le gusta consolar a otras personas. Ayer por ejemplo estaba Zopo jugando en el parque con otros niños cuando su amigo Marlo fue a dar al balón y… Ay, se equivocó y pegó la patada al árbol. Ay, ay, ay, ay, dijo Marlo Mi pie, mi pie, mi pie… y se le hinchó el dedo gordo del pie así, como si como si fuera una salchicha y Zopo se acercó. Ay, no te preocupes, yo te ayudaré a ir hasta tu casa para que te curen el pie. Cuando Zopo es amable le gusta hacer muchas cosas. Ayuda a su mamá a limpiar la casa. Y limpia así el polvo… Escucha un amigo y también le gusta abrazar a un amigo que está triste.

Zopo también puede ser amable consigo mismo. Y se siente orgulloso de las cosas buenas que hace En vez de molestar a los demás, Zopo por ejemplo dibuja y dibuja unos dibujos que le gustan mucho. Zopo sabe que ser amable consigo mismo es cuidar su cuerpo y por eso come sano. Come mucha fruta. Le gusta mucho por ejemplo el plátano y la naranja, y también come verdura. Corre todos los días y echa carreras Venga, a ver si me pillas, venga, vamos. Y echa a correr, y a correr, y a correr, y echa carreras con sus amigos. Y duerme mucho. Porque le encanta dormir. Cuando Zopo es amable le gusta ser educado y pide las cosas por favor y siempre dice: Por favor, ¿me acercas el vaso de agua? Por favor, me das mi libro, y cosas por el estilo. y cuando alguien le da algo Zopo siempre dice: gracias. Gracias por acercarme el vaso de agua, gracias por darme el libro. Y es que ser amable le hace sentirse muy pero que muy bien. Y colorín colorado este cuento se ha acabado.

Autor: Beatriz Montero

Fuente: Cuentacuentos Beatriz Montero

error: Content is protected !!