La Cosecha de Oro

Category: Esperanza 0

Estaba un señor ya de avanzada edad sembrando unos arbolitos de aguacate, cuando iba pasando un señor más joven en su caballo. Paró y le preguntó al anciano:

-¿Por qué está sembrando esos arbolitos, mi buen anciano ?

-¿No cree que para cuando den su primera cosecha, usted quizá ya no esté en este mundo? No disfrutará para nada de esos aguacates.

-Tiene usted razón caballero – contestó el anciano – Recuerde que nosotros comimos porque nuestros padres y abuelos sembraron. Ahora nos toca a nosotros sembrar para que nuestros hijos y nietos coman.

El señor, quedó sorprendido por la sabiduría del anciano, para compensarlo sacó una bolsa con mondas de oro y se la entregó diciéndole:

-Toma anciano, esta bolsa de oro es tuya. Tu inteligencia y sabiduría me asombra.

El anciano se levantó a tomar la bolsa. La apretó contra su pecho y dijo glorificando a Dios:

-¡Gloria a ti Señor Jesús! Lo extraordinario de todo esto, es que el aguacate sólo da una cosecha por año; sin embargo a mí estos arbolitos ya me han dado dos cosechas a unos pocos minutos de haberlos sembrado: La gratificación de sembrar para las nuevas generaciones, y una bolsa de oro que Dios me ha enviado.

El señor del caballo se sonrió al ver la gratitud de aquel anciano.

-Me voy, -dijo el caballero –mejor me voy en este instante, o el carisma de este buen anciano terminará pronto con todo mi oro.

El caballero se alejó muy satisfecho, y el anciano, poniendo a un lado su bolsa de oro, siguió plantando arbolitos de aguacate.

Gran moraleja nos deja este anciano el día de hoy. A su avanzada edad debería estar descansando, esperando que sus hijos, nietos o el estado se encarguen de él; sin embargo, está trabajando para dejar un legado a las nuevas generaciones.

La mayoría de edad o vejez no son escusas para no emprender nuevos proyectos. Roberto Gómez Bolaños tenía más de cuarenta años de edad cuando se vistió de niño e hizo Chespirito, y aún hoy después de muerto, sus programas siguen teniendo gran audiencia. George Lucas, a sus 71 años y con una gran fortuna, ha producido Star Wars VII y tiene en proyecto dos películas más de esta saga, y podemos seguir mencionando más ejemplos.

El mensaje es que nunca es tarde para emprender un proyecto, dejar un legado, y mucho menos para perseguir y alcanzar tus sueños.

Related Articles