El Amor y la Locura

Las virtudes y los defectos, cuenta la leyenda que un día jugaba la locura, los defectos y las virtudes al escondite.

La locura, contaba: 1, 2, 15, 32, 50, 8. Los defectos y las virtudes corrieron a esconderse.

La pereza, que siempre está cansada y lo deja todo para mañana, prefirió esconderse más tarde y se tumbó al borde del camino, para echarse una siestecita.

La imaginación, se dispersó entre las ramas de los árboles.

La ensoñación, voló entre las nubes.

La pasión, enrojecida se escondió dentro de un volcán.

Y la generosidad, se metió en una grieta muy chiquitita de una montaña.

Por la pasión! Se entretuvo un rato mirando al cielo y empezó a imaginarse que las nubes tenían formas bonitas y se acordó de sus sueños.

Por la ensoñación! La generosidad sintió pena pensando que a lo mejor a ella no la iban a encontrar así que levantando la mano y con una vocecita apenas perceptible dijo: Estoy aquí! Por la generosidad!

La envidia, no podía aguantar más sin chivarse, y soltó: La mentira está en el fondo del lago! 

Y la mentira gritó: mentira!, mentira!

Por la envidia y la mentira! Iba cayendo la noche y sólo faltaba encontrar al amor que además de dudar es muy tímido y suele tardar en salir.

La envidia, rabiosa porque a ella la habían pillado, se acercó a la locura señaló el rosal, y le susurró a su oído: Ahí está escondido el amor.

La locura, enloquecida arrancó un palo y lo metió entre las ramas del rosal.

El amor, ¡Aiii! dio un grito de dolor y salió con el rostro ensangrentado.

La locura en su demencia le había sacado los ojos.

Se hizo un gran silencio.

El amor, a tientas, se acercó a la locura le cogió de la mano y le pidió que ahora que ya no podía ver, le sirviese de lazarillo. y es por eso que desde entonces el amor es ciego, y siempre va de la mano de la locura.

Cuentos de Amor:

error: Content is protected !!