Lo que quiero mostrarte

Rate this post

Lo mejor de  Cuentos de Terror veremos Lo que quiero mostrarte.

El amor en la adolescencia es algo muy especial, se aprende a querer, se sienten las mariposas en el estómago, y sientes que no puedes vivir sin esa persona a tu lado.

Sin embargo, no todos tienen la suerte de encontrar ese amor, a algunos se nos hace más difícil, y ese era el caso de Manuel, un chico de 15 años, que vivía un poco deprimido, por ver que todos sus amigos tenían parejas y el aun no, por ser una persona un poco introvertida, y tal vez no tan guapo, pero él tenía la esperanza de conocer a esa niña especial, que lo haría sentirse feliz. Claro, no podía faltar el típico niño de la escuela que siempre se estaba burlando de él, por considerarlo un nerd, este chico era Roberto, un joven muy guapo, y muy popular entre las chicas de la escuela, Manuel deseaba ser como el, y lo odiaba por tratarlo siempre tan mal, a lo que Manuel siempre le decía:

Lo que quiero mostrarte - Cuentosde.com

Sabes Roberto, algún día yo tendré una novia, y dejaras de molestarme, pero si eso no sucede pronto, me vengare de todo lo que me haces!

Tu solo eres un tonto Manuel, por eso las chicas no te miran para nada……anda vete a jugar con tu computadora….le decía Roberto.

Pero un día de regreso a casa, saliendo de la escuela, Manuel encontró un pequeño papel tirado en el suelo, normalmente lo hubiera ignorado, pero le pareció ver que algo estaba escrito en el, al levantarlo el papel decía:

“Roberto, eres un chico encantador, me gustaría mostrarte algo que nunca olvidaras, llámame, María”

Manuel no podía creer la suerte que tenía Roberto con las chicas, que estas hasta lo buscaban, sintió un dolor en su pecho, una envidia, que decidió llevarse el papel, y llamar el mismo a esta chica, y de alguna forma convencerla de conocerlo. Y así lo hizo.

Hola, disculpa que te llame, me llamo Manuel…

Manuel?……pensé que era Roberto, no te conozco, y no me interesa hacerlo….

Espera, espera……por tu voz veo que eres una chica muy buena onda, solo déjame conocerte, al menos puedo ser tu amigo…..dijo, Manuel, algo desesperado…

Mmmmm, no lo sé, es que hay algo que quiero mostrarle a Roberto…….respondió la chica con voz angelical.

Muéstramelo a mí, prometo no decir nada…..yo soy muy respetuoso……!

Bueno, sabes qué?, está bien, te conoceré, ve mañana al parque, vendrás a mi casa, estaré sola.

La chica colgó, pero Manuel no salía de su asombro, quedo perplejo, no podía creer que por fin saldría con una chica, aunque no la conociera en persona, no tenía nada que perder. Al día siguiente se puso su mejor ropa, y perfume, y fue al parque a conocer a esta chica, interesada en Roberto, al llegar, vio a la chica sentada en una banca, vestida tal como le había dicho, era hermosa, de rostro angelical.

Wow!! Vaya si eres linda…..no sé qué decirte….

Gracias, no digas nada, acompáñame a mi casa, no me gusta estar afuera mucho tiempo……

Manuel estaba fulminado por cupido, y pensaba que el ir a la casa de la chica, era su mejor oportunidad para conocerla mejor y poder demostrarle a todos que el podía tener una novia. Al llegar a la casa, la chica se sentó a su lado en el sofá de la sala, y después de conversar un rato a solas, Manuel le pregunto:

Y que era lo que le ibas a mostrar a Roberto?, me encantaría verlo yo…. pregunto tímidamente…

Aaahh, es cierto, está bien, cierra los ojos, cuenta hasta diez, y ve a mi habitación arriba, yo te estaré esperando para mostrarte……..dijo la chica coquetamente…

Al terminar de contar, Manuel se encontraba solo, la chica estaba arriba, y así como se le dijo, empezó a caminar, pero enseguida vio unas huellas en el piso, parecían de la chica, descalza, la casa de repente parecía mas grande, había un interminable pasillo hacia arriba, no era realmente escaleras, Manuel siguió las huellas, que misteriosamente se hacían más grandes, como si los pies crecieran, y no solo eso, también cambiaban de forma; Manuel estaba incomodo, pensó que era una especie de broma, pero escucho la voz de la chica que lo llamaba desde arriba, decidió seguir caminando, aunque las cosas empeoraron radicalmente, cuando en las paredes aparecían mensajes escritos en sangre que le sugerían salir corriendo de aquella casa, escuchó un ruido arriba, como un golpe mudo que le hizo mirara hacia arriba, pero al bajar la mirada, habían jaulas, muchas jaulas a lo largo del pasillo, en las cuales habían personas encerradas como animales, algunas ya muertas, muchas eran chicos de su edad, tal vez desaparecidos, lo cierto es que era obvio que estaban allí encerrados hace mucho, pues algunos ya se habían comido sus propias partes del cuerpo, apenas podían gemir, todo se había vuelto una pesadilla, de la cual Manuel quería despertar….

Manuel, porque demoras tanto?, ven para mostrarte algo especial……..dijo la chica desde su habitación, a la cual Manuel ya no tenía intenciones de entrar, estaba tan asustado que apenas podía dar algún paso, intento regresar, pero ya no había salida, solo que daba entrar a la habitación, la puerta se abrió lentamente, todo estaba oscuro, pero Manuel pudo divisar una ventana….también pudo ver una figura enorme adentro, algo que ya no se parecía para nada a la hermosa chica que conoció, pero tampoco podía ver que era, y no le interesaba, era claro que esta no era más que una bruja, o algo peor. A pesar de estar tan asustado, pensó en cerrar los, entrar corriendo a la habitación sin detenerse y salir por la ventana lo más pronto posible, sin ser atrapado, y así lo hizo, paso corriendo frente a la “chica”, la cual intento sujetarlo, desgarrándole un brazo, pero aun así logro tirarse por la ventana, quebrándose una pierna al caer, luego logro escaparse arrastrándose por la oscura calle…

Manuel…..porque escapas de mí?, aun no ves lo que quiero mostrarte, regresa…..le grito la chica desde la habitación, pero con una voz no tan dulce como la que tenía.

Una semana después, Manuel regreso a la escuela en muletas, nunca le comento a nadie lo que vivió esa noche, y nunca supo que era lo que la chica quería mostrarle, pero alguien que no podía dejar pasar la oportunidad de molestarlo lo esperaba.

Como estas perdedor?, así que ahora buscas la forma de dar lastima a las chicas?, eres un pobre
diablo, jamás tendrás una novia, jamás serás como yo…..le dijo Roberto, algo que provoco la tristeza de Manuel, pero en ese momento recordó que aun guardaba algo en su bolsillo, y este era el momento perfecto para vengarse de su acosador.

Sabes algo Roberto? tienes razón, soy un perdedor, y para que veas que no te guardo rencor, te daré algo que me encon
tré hace unos días atrás, era para ti, perdóname por no dártelo antes, toma este papel…..y no dejes de llamarla, te aseguro que es la chica más linda que has visto…….disfrútala.

Vaya, hasta que por fin, haces algo bueno…….perdedor!, claro que la llamare, y la apuntare en mi lista….dijo un prepotente Roberto.

Manuel, simplemente se alejó sin decir nada, pero con una sonrisa de satisfacción en su rostro.

Autor: ECEBA

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR