El esclavo zombi de la avispa esmeralda

El esclavo zombi de la avispa esmeralda
5 (100%) 1 vote

Me gustaría presentarles a mi parásito favorito, pude haber elegido cualquiera entre millones pero elegí este: la avispa esmeralda, se encuentra en ciertas partes de África y de Asia. Mide poco menos de 2,5 cm de largo, y es un parásito muy bien parecido. Ahora, seguro deben estar diciéndose:

“No es un parásito. No es una lombriz solitaria, no es un virus, ¿cómo es que una avispa puede ser un parásito?” Probablemente están pensando en las avispas comunes de las que construyen nidos de papel como casas. Bueno, las avispas esmeraldas hacen sus casas en el interior de cucarachas vivas. Es así, Una avispa esmeralda va volando, buscando una cucaracha.

Cuando ve una, aterriza y muerde sus alas. Así que, seré la cucaracha. ¡Bua! ¡Aa! Y la cucaracha intenta sacudírsela: “¡Aléjate de mí!” La avispa rápidamente empieza a picar a la cucaracha. De repente, la cucaracha no se puede mover, por un minuto. Pero luego se recupera y se levanta. Ahora podría huir, pero no lo hace.

Simplemente no quiere hacerlo, Simplemente se queda ahí, Se ha convertido en un esclavo zombi. De nuevo, no me estoy inventando esto. La avispa se va, camina hasta encontrar un hoyo y excava, hasta hacer una madriguera.

El esclavo zombi de la avispa esmeralda - Cuentosde.com

Camina de regreso, esto puede llevar casi media hora, la cucaracha sigue ahí. ¿Qué podemos hacer ahora? La avispa la toma de una antena, la muerde a la cucaracha, y tira de la cucaracha y la cucaracha dice: “Está bien”, y camina como un perrito con correa.

La avispa se la lleva hasta la madriguera. La cucaracha dice: “Bonito lugar”. La avispa se encarga de ciertas cosas y sale de la madriguera y la cierra y sella, dejando a la cucaracha enterrada en la oscuridad, aún viva.

La cucaracha dice: “Bien, me quedaré aquí si así quieres”.

Ahora, mencioné que la avispa se encargó de algunos asuntos antes de dejar la madriguera. Ese asunto fue dejar un huevo en la cara interna de la cucaracha. El huevo eclosiona, sale la larva de la avispa, parece un gusano con unas grandes y desagradables fauces.

Practica deja un hoyo en la cucaracha y comienza a alimentarse de ella desde el exterior, crece y cuando está lo suficientemente grande, decide arrastrarse dentro del agujero, hacia el interior de la cucaracha.

Así que ahora está dentro de la cucaracha todavía viva y a la cucaracha no le importa demasiado, y así sigue por cerca de un mes, la larva crece y crece y crece, y construye una pupa, una especie de capullo, adentro le crecen ojos, le crecen alas, le crecen patas.

La cucaracha sigue viva, esperando, finalmente la avispa decide que está lista para salir, y es entonces la cucaracha finalmente muere porque la avispa adulta completamente madura se arrastra fuera del cuerpo moribundo de la cucaracha.

La avispa se sacude, sale de la madriguera, busca a otra avispa con la cual aparearse para empezar todo este loco ciclo de nuevo, esto no es ciencia ficción, esto pasa todos los días, en todo el mundo.

Y los científicos están completamente fascinados por esto, apenas están empezando a entender cómo es que todo esto ocurre.

Y, cuando comienzas a ver la ciencia que hay en esto, empiezas de cierto modo, a respetar a esta espeluznante avispa. Miren la cosa es que cuando ataca a la cucaracha, no la pica de manera aleatoria; da dos picaduras precisas.

Conoce el sistema nervioso de la cucaracha como Uds. las palmas de sus manos, la primera picadura se da en este punto, llamado el “generador del ritmo de marcha” y, como podrán adivinar, esas son las neuronas que envían las señales a las patas para que se muevan.

Bloquea los canales que usan las neuronas para enviar estas señales, así que la cucaracha se quiere ir, quiere huir, pero no puede porque no puede mover sus patas, y eso dura alrededor de un minuto.

Es una farmacología muy sofisticada. Nosotros usamos el mismo método, una droga llamada Ivermectina para curar la ceguera de los ríos, causada por una larva parásita que se mete en el ojo, con Ivermectina, paralizas a la larva usando la misma estrategia.

Ahora, esto se descubrió en la década de 1970, la avispa ha estado haciendo esto durante millones de años, luego viene la segunda picadura. Ahora, la secunda picadura en realidad pica en dos lugares en el camino y trata de imaginar cómo es que puede pasar esto, quiero que trates de imaginarte junto a un amigo que tiene una aguja muy, muy larga y aterradora.

Y tu amigo, o bueno, quien pensabas que era tu amigo, la clava en tu cuello, sigue hasta tu cráneo, y para en una parte de tu cerebro e inyecta ciertas drogas, luego continúa entrando en tu cerebro e inyecta un poco más.

Estos dos lugares particulares, marcado aquí, “SEG”, y puedes ver la punta en el cerebro, marcado como “Br”.

Ahora, podemos hacerlo, pero es realmente difícil, se le llama administración de drogas por cirugía estereotáctica.

Hay que poner al paciente en un marco muy grande de metal para mantenerlo fijo, se requiere tomografías para saber por dónde vas, así que puedes ver la imagen y decir: “¿Vamos por el camino correcto?” La avispa esmeralda tiene sensores en su aguijón y los científicos piensan que puede “sentir” el camino a través del cerebro de las cucarachas hasta que llega exactamente al lugar correcto, y entonces penetra una sola neurona y entrega la mercancía.

Entonces, esto es algo realmente impresionante, y lo que parece que sucede es que la avispa está quitándole a la cucaracha el control de su propio cuerpo. Está quitándole a la cucaracha su voluntad, en realidad nosotros no apreciamos el hecho de que las cucarachas tengan voluntad propia hasta que nos la mostró la avispa.

Y, no tenemos idea de cómo lo hace, no sabemos todavía qué es lo que tiene el veneno y no sabemos cuáles son los circuitos en el cerebro de la cucaracha que está afectando, y creo que es eso por lo que, más que todos los demás, es mi parásito favorito, porque todavía tenemos mucho que aprender de ella.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR