Mi padre infiel

Descubrí a mi padre infiel… Me siento decidida.

Mi padre infiel, Lo haré, ya he tomado la decisión.

Le llamaré y le expondré mis pensamientos, sin ningún tipo de obstáculo, con naturalidad. Luego, observaré su reacción. Ya estoy harta, de esperar.

Tengo quince años, ya soy bastante mayorcita para sacar adelante este proyecto, ¿no? No pensaré más.

El llevarlo hasta las últimas consecuencias.

Me siento rara, pero, nerviosa, inquieta, algo insegura al respecto… pero es que nunca antes he salido con un chico y me parece que todo esto es muy normal, ¿verdad? Pero todavía no me atrevo a descolgar el auricular del teléfono fijo de mi casa.

Una cierta vergüenza me lo impide. Estoy pensando, incluso, a subir al piso de arriba, en la habitación de los padres, donde hay otro de supletorio.

Muy seguramente estaría más tranquilo  allí… pero, no.

Quizás si subía, aunque parecería todo mucho más misterioso, como que me estoy escondiendo de algo, y no quiero que se entere nadie, todavía.

Es como una especie de reto, sólo mío.

En este momento pienso, también, en mis padres, en la manera como se lo hicieron para comenzar esta relación que a mí me parece tan natural, tan establecida.

Me fijo en el padre, mi amor real, el de verdad, el primero, en quien pienso casi siempre cuando me sobreviene la imagen del sexo masculino, y de repente me doy cuenta que es una tontería, realmente, acordarse de él en estas circunstancias.

Esto de estimar el padre son cosas de niñas pequeñas, ¡la he de olvidar definitivamente!

Descuelgo, ahora sí, el auricular, esperando el tono… y empiezo a apretar los números de Miguel cuando, de repente, me llega una conversación entre un hombre y una mujer, íntima, parece íntima, la conversación…. se dicen que se quieren … tengo que poner bien el oído … la televisión está encendida y se siente demasiado alboroto … pero sí:

Se dicen que volverán a quedar, que se lo han pasado muy bien.

Que -esto lo dice él- la desea con fervor, y que ya la echa mucho de menos, que ahora no la podrá tratar de la misma manera …

No sé por qué motivo, mientras las escucho, estas voces, me son del todo familiares … las conozco, estoy segura, pero soy incapaz de ubicarlas en este momento…

Y me inquieta algo por dentro, está el presentimiento de que esto no es una buena señal, tengo la certeza de que yo no debería escuchar, esta conversación … Y entonces lo veo muy claro, sí:

EMi padre infiell tono de voz, las muestras cariñosas que él le dispensa a ella, ciertas expresiones, la proximidad con que él parece dirigirse a ella … todo esto me recuerda a mi padre, mi tierno y atento padre,

Aquel que anhela mi madre, que la corona de ramos de flores y de mensajes en el móvil en todo momento.

aquel que pide descanso el viernes por la noche para poder pasar un rato tranquilo con ella, con mi madre, me refiero …

mi padre está hablando con otra mujer por teléfono, con otra mujer que no es mi madre, que es ahora su esposa, le está diciendo que la desea, que lo ama, y no sé cuántas cosas más y yo, aquí, con la oreja congelada, inmóvil, me siento realmente fatal sintiendo todo ello, me tiemblan las piernas, y dejó caer las ilusiones en el suelo para refugiarme en un abrazo dulce de lágrimas que no conducen a ninguna parte porque no hay nada que hacer.

Cuelgo el teléfono.

No puedo soportarlo más, ya no habrá más llamada, no ninguna llamada más de desencanto  descubrí a mi padre infiel.

Mi padre infiel
5 (100%) 1 vote

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR