Miedo de los Moustros

Miedo de los Moustros
5 (100%) 1 vote

Cuentos infantiles de Miedo de los Moustros. Muchos niños no saben que los monstruos no son tan invencibles, poderosos y fuertes como pueden parecer en los cuentos.

Si, son grandes, feos y les huele la boca muy mal porque no se lavan los dientes todos los días pero os contaré un secreto que ellos guardan ferozmente y no quieren que se descubra porque les da mucha vergüenza que se sepa en el fondo, en el fondo los monstruos también tienen miedo.

Pero, ¿a qué pueden tener miedo los monstruos? os preguntaréis. Bueno eso depende de qué clase de monstruo sea pues no todos tienen miedo a lo mismo.

Miedo de los Moustros - Cuentosde.com

Para empezar… Las Momias Si, esas que caminan con los brazos estirados, caminan de lado a lado y están envueltas de vendas hasta por la cabeza ¿Sabéis por qué las llevan? No, no son para asustarnos en realidad tienen miedo a correr y hacerse daño al caerse y prefieren quedarse todo el día en su pirámide en lugar de salir a jugar con los otros monstruos les gustaría ser valientes como los niños que aunque se caigan un montón de veces y duela se vuelven a levantar lo intentan de nuevo y no pasa nada.

Los lobos feroces con su pelaje oscuro y sus dientes afilados son muy valientes con caperucitas cerditos y cabritillos hasta que su mamá loba les planta para comer un plato de verduras y frutas de postre Les tienen terror a los niños que comen verduras y frutas pues saben que se volverán más fuertes que ellos pues ellos no se atreven a comerlos y comerían antes sopa de gusanos o caca de araña peluda para desayunar.

Fantasmas y murciélagos sólo por la noche aparecen pues son tan perezosos que se les pegan las telarañas a la cama y no hay quien los levante. Tiene miedo al día y no quieren madrugar y lo que oyes por las noches son los bostezos que dan. Luego están el monstruo del armario, el de debajo de la cama, el del trastero y el del final del pasillo.

Todos son de la misma familia.

La familia de los monstruos guarretes. Estos monstruos les encanta que huela a queso podrido, que este desordenado los juguetes tirados por allí por allá y que la ropa mmmm…huela a sudor pero tienen tal terror cuando todo está limpio, ordenado cada cosa en su sitio que salen disparados como si un cohete se les pegara al culete.

A los esqueletos les gusta dar miedo con los sonidos de sus huesos repicar, pero si se cruzan con un perro, ayayayay los querrá saborear. También le tienen miedo a los conejitos blanquitos porque al ser tan suaves les entran cosquillas y se desmontan solitos. Las brujas pirujas dan mucho miedo con esa cara verde llena de verrugas es de no bañarse que la tienen así.

Pues su mayor miedo es el agua, piensan que si les cae una gota, ¡PLUF! desapareceran como por arte de magia. Y la bañera se las comerá enteritas. Lo que los monstruos no saben es que el miedo puede cambiar de tamaño como un globo.

Cuanto más miedo tenemos más se hincha y se hincha y más grande se hace y nos aleja de conocer cosas nuevas y divertidas. Si queremos vencerlo, depende de lo valiente que seamos. Así el globo se hará chiquitín, chiquitín, chiquitín hasta que sólo se oiga un Shhhhhhh y desaparezca.

Aqui en Cuentos infantiles encontraras los mejores cuentos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR