Cómo Dejar de Preocuparse y Empezar a Vivir

Cómo Dejar de Preocuparse y Empezar a Vivir
5 (100%) 2 votes

Es fácil pasarse la vida preocupado por el futuro y frustrado porque un sueño toma mucho tiempo o molesto porque alguien nos hizo daño. Y en vez de quejarse por la dificultada o amargarse porque sus planes no se dieron, necesita recordarse estas 3 simples palabras: todo está bien.

Dios aún está en el trono, Él dirige sus pasos y no lo permitiría a amenos que tuviera un propósito. Y cuando sea tentado a desanimarse, siga recordándose, todo está bien. Perdí mi mejor cliente, eso no me estresa, sé que algo mejor viene, todo está bien. Me engañaron en un negocio, está bien, yo soy medio indicador, todo está bien. Oré por mi amado pero no logró sobrevivir, no estoy amargado, sé que está en el cielo con gozo, donde no hay dolor, todo está bien. Cuando tiene la actitud todo está bien.5-reasons-to-stay-single-2-780x438

Hay una paz, un descanso, le quita la presión. No viven en una montaña rusa, saben que todo está bien en la cima de la montaña y todo está bien en el valle. Todo está bien cuando el negocio va bien y también bien si no es así. Tiene una mente decidida, sabe que Dios es mayor que cualquier obstáculo. Mientras mantenga la fe nada lo podrá apartar de su destino. Eso hicieron 3 adolescentes hebreos en la escritura: Sadrac, Mesac, Abednego. Rehusaron inclinarse ante el ídolo de oro del rey, estaban por ser echados en un horno de fuego, pudieron haberse quejado: Dios, no es justo, hacemos tu voluntad, mira que sucede. No, le dijeron al rey: no vamos a inclinarnos, sabemos que nuestro Dios nos librará, pero si no lo hace, aun no vamos a inclinarnos. Ellos decían: todo está bien si sale a nuestra manera y todo está bien si no es así. Todo está bien si la oración es contestada y todo está bien si no lo es. El rey los quiso lanzar al horno, eso debió matarlos al instante, y regreso un poco después y dijo a los guardias: ¿no habíamos lanzado a 3 hombres adentro? Veo a 4 desatados y uno se parece al hijo de Dios. Cuando sabe que todo está bien, el creador del universo hará que sucedan cosas que podrían nunca haber sucedido. Como esos adolescentes quizá esté en una situación en la que no vea salida, como estar desanimado, molesto, estresado, pero necesita empezar a declarar ¡todo está ben! Lucho en mi matrimonio pero no viviré estresado, todo está bien.

Lucho con esa adicción, no es donde pensé que estaría pero no estoy desanimado, Dios aun obra en mí, no soy un producto terminado, todo está bien. Jamás pensé que enfrentaría este problema legal, esta enfermedad, este divorcio, esta bancarrota, pero puedo decirte: todo está bien, estoy en paz, sé que Dios tiene el control total. Quizá esté soltero, pensó que habría conocido a alguien a estas alturas. Déjeme animarle, todo está bien. Dios ya tiene preparada la persona correcta para usted, está en su futuro. Manténgase de acuerdo con Dios. No ande pensando, ¡hay! nunca va a suceder. No tenga esa actitud, todo está bien. Quizá su hijo tomó malas decisiones. Preocuparse no va a ayudar, perder el sueño no lo mejorará. Todo el día deje que esta frase suene en su mente: todo está bien. Oirá la voz: y que tal si no cambia. Responda: todo está bien. Y si se mete en más problemas, todo está bien, que tal si no reacciona, todo está bien. Reemplace los pensamientos de duda con todo está bien. Quizá el informe médico no es bueno, sería fácil dejar esas palabras repetirse todo el día: no lo vas a vencer, aprende a vivir con eso. No apague esa grabación y ponga esta nueva grabación: todo está bien. Dios determina la duración de nuestra vida, nada puede arrebatarnos de sus manos. O quizá una situación legal no le gusta, no fue justo, pero todo está bien. Dice en salmos: la trampa que el enemigo me tendió, el caerá en ella. Cuando medita en esta simple frase todo está bien, dice: Dios, confío en ti, eres mayor que este problema, puedes voltear cualquier situación. Y es interesante. Los adolescentes hebreos estaban haciendo lo correcto cuando lo incorrecto les sucedió. Estar en la perfecta voluntad de Dios no significa que no tendrá dificultades. No puede alcanzar su destino sin oposición, situaciones injustas, gente haciéndole mal. Cuando vienen cosas en su contra es fácil pensar afuera: no todo está bien, mire todos estos problemas. El enemigo no estaría peleando a menos que supiera que Dios tiene algo asombroso en su futuro. Puede mantener la fe, puede declarar: todo está bien, sabiendo que esa posición es señal de que algo grande viene. De hecho la escritura dice: no se sorprendan cuando enfrenten varias pruebas.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR